Ricardo Alarcón en mi memoria

2 de Maio de 2022, por Pedro Martínez Pírez

Foto: Merco.press
Foto: Merco.press

Encantou neste primeiro de maio, em Havana, Cuba, o ex-presidente da Assembleia Nacional de Cuba e um dos homens de confiança de Fidel, Ricardo Alarcón. No texto, a memória de Pedro Martínez. 

*****

La alegría de los cubanos por los masivos y combativos actos realizados este Primero de Mayo en todo el país, quedó empañada por la triste noticia del fallecimiento del compañero Ricardo Alarcón de Quesada.

Ricardo, a quien conocí en el Ministerio de Relaciones Exteriores en la ya lejana década de los años sesenta del pasado siglo, siempre me decía que era más joven que yo. Y era verdad, pues yo cumplí los 85 años de edad el pasado 22 de febrero y él los cumpliría el 21 de mayo de 2022, dentro de apenas veinte días.

Fuímos compañeros en el MINREX y más tarde también en el Parlamento cubano, pues ambos fuímos electos como diputados nacionales en 1993 en el mismo Municipio Plaza de la Revolución, pues Ricardo vivía entonces en la barriada de El Vedado, muy cerca de los hoteles Capri y Nacional.

Lo ví actuar siempre como uno de los continuadores del Canciller de la Dignidad Raúl Roa García y del Comandante Fidel Castro, a quien acompañó en el inicio del diálogo con la comunidad cubana residente en el exterior en 1978.

Coincidimos muchas veces en la vida, una de ellas como delegados al IV Congreso del Partido Comunista de Cuba, efectuado en octubre de 1991 en la ciudad de Santiago de Cuba, y en varias ocasiones en la sede de la ONU, donde él sobresalió por su talento y su prestigio como gran negociador representando siempre a la Revolución Cubana.

Tuve el honor de acompañarlo también en ocasión de la firma en Naciones Unidas en diciembre de 1988 de los acuerdos tripartitos que garantizaban la independencia de Namibia, la seguridad para Angola y la paz entre los países del suroeste africano. Con la firma de los llamados Acuerdos Tripartitos, también pudieron regresar victoriosas las tropas internacionalistas cubanas. Por Cuba firmó ese histórico acuerdo Isidoro Malmierca, quien antecedió a Ricardo Alarcón como titular de la Cancillería cubana.

Entrevisté muchas veces a Ricardo Alarcón para Radio Habana Cuba y la Televisión Cubana.

En los archivos sonoros de Radio Habana Cuba está la entrevista que le hice hace años para el programa ENTRE CUBANOS, en la cual Ricardo cuenta dónde estaba y qué hacía el primero de enero de 1959, fecha del triunfo la Revolución Cubana.

También figura la entrevista que le hice cuando se desempeñaba como Ministro de Relaciones Exteriores en 1992, un testimonio sobre los Derechos Humanos en Cuba que me había solicitado el abogado y periodista costarricense Alvaro Montero Mejía para su programa televisivo en San José.

Mientras escribo estas líneas recibo varios mensajes desde Puerto Rico y llamadas desde La Habana de dos boricuas, Rosa Meneses, nieta de Don Pedro Albizu Campos y el cantautor Pepe Sánchez, quienes reconocen en Alarcón al diplomático cubano que se distinguió siempre por su solidaridad con la otra ala del pájaro, según defición de la poeta Lola Rodríguez de Tió.

Y eso me hace recordar otro momento de mis relaciones con Ricardo Alarcón, quien en 1993, ya como Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, me confío el prólogo de un libro sobre Puerto Rico escrito por Fidel Castro para que lo entregara en San Juan a Laura, una de las hijas de Don Pedro.

Viajé a Puerto Rico ese año invitado a los actos que por el Centenario de Don Pedro tuvieron lugar en la Universidad de Río Piedras, en San Juan.

Recuerdo que Alarcón me entregó también un mensaje para su amigo Juan Mari Bras, fundador con Fidel Castro de la Misión de Puerto Rico en La Habana.

Y un momento que no olvido en mis relaciones con Alarcón fue la última vez que lo invité a un acto en Radio Habana Cuba, a propósito de la colocación de una xilografía del pensador peruano José Carlos Mariátegui, donado a nuestra emisora por el amigo y colaborador Gustavo Espinoza. Los audios de ese acto, realizado y transmitido en vivo el viernes 10 de enero de 2020, se conservan en los archivos sonoros de Radio Habana Cuba.

Y guardo también, como un tesoro, el breve pero muy cálido artículo de Ricardo Alarcón por el fallecimiento en La Habana, en diciembre pasado, del cantautor Vicente Feliú.

Y tomo de Ricardo dos líneas de su mensaje titulado LLANTO POR VICENTE FELIU, para terminar estas líneas dedicadas al entrañable y querido amigo que tanta gloria dio a la diplomacia y a la Revolución Cubana.

"Creí que había olvidado llorar pero me equivoqué. Con lágrimas van estas líneas apresuradas para quien merece mucho más".